Cultura

Cómo se organiza, produce y desarrolla una exposición

on

Primera parte

¿Cómo se organiza, produce y desarrolla una exposición? ¿Cuáles son los motivos teóricos, artísticos, museísticos que la conciertan? ¿Qué se pretende mostrar al público tras el largo proceso de su preparación? ¿qué papel desempeña la figura del curador? En resumen ¿para qué y por qué exponer?

Preparar una exposición requiere de un proceso que pueden durar entre seis y doce meses; se trata de un conjunto de pasos: contacto del artista con el museo o galería donde se llevará a cabo la muestra, proyecto de exposición o formalización teórica, de investigación y localización de obras, exploración del espacio para ponderar número de piezas, estructura y diseño de la exposición (que puede ser artístico, simbólico, conceptual o fenomenológico), relación con el personal del museo (diseñadores, electricistas, museógrafos, educadores, curadores), contacto con otros museos o galerías, coleccionistas o fundaciones para la solicitud de obra en préstamo o para proponer una itinerancia de la muestra, organización del transporte y seguro de las obras, producción y mobiliario museográfico, montaje, rueda de prensa, publicidad y diseño, organización del día inaugural, clausura, realización de la memoria del evento (fotografía, video, audio, entrevistas, notas de prensa, edición de catálogo y folletos), además de reuniones, llamadas, mensajes, borradores, oficios y otras gestiones.

Generalmente como artista sueles preocuparte de que tu idea sea clara, tu obra tenga una buena factura, represente tus intereses formales y conceptuales. Sin embargo, en una exposición tienes adicionalmente la posibilidad de mostrar el desarrollo de una temática, lo desconocido de una etapa de tu creación, un nuevo enfoque sobre su quehacer como artista, además de proporcionar información relevante relacionada a una técnica, a su manera de trabajar o mostrar un punto de vista desconocido sobre un tema. Para esto el trabajo del artista puede estar acompañado del curador y en ocasiones también tiene que ver con el departamento de educación y difusión de los museos.

De acuerdo con Jaime Cuadriello, podemos hablar de exposiciones monográficas o temáticas, las cuales abordan y desglosan uno o varios temas; generalmente plantean un problema de representación. Exposiciones retrospectivas que se generan en torno a un artista; es una mirada a su trayectoria. Exposiciones formales que exploran una corriente estilística en la cual convergen varios autores o una o varias épocas. Exposiciones de gabinete, donde se trabaja sobre una sola obra como eje temático de todas las demás. Exposición sincrónico-diacrónica es una muestra tanto cronológica como concurrente, se trata de un corte en el tiempo o en varios tiempos. Todos estos géneros expositivos imponen distintas herramientas y técnicas de comunicación.

Actualmente para un artista producir ya no es todo. Hay que generar públicos. Una buena exposición genera públicos. El artista actual es un ente comprometido con su creación, pero también con la difusión y el consumo de su obra. Auxiliándose de las debidas estrategias, podemos hacer un análisis de nuestro público potencial, de nuestro nicho de mercado y de las tácticas necesarias para acercarnos a dicho público.

Un creador también aborda estrategias para crear conciencia y generar cambios con el fin de enriquecer el conocimiento, la identidad y el momento histórico en que está viviendo, generando interpretación, creación, recreación y apropiación del bien artístico.

Manuel Velázquez

Octubre 2022

0 0 votes
Article Rating

About vidaenxalapa

Recommended for you

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments